Primera página » Herramientas de análisis » Personajes

menuicon
Herramientas de análisis

  Herramientas de análisis
» Introducción
» Voz narrativa
» Perspectiva
» Estilo y lenguaje
» Personajes
» Espacio
» Motivos
» Temas


Personajes printVersión para imprimir  
Página 1  -  Página 2  -  Página 3  -  Página 4
hr

 ¿Por qué estudiar los personajes?

La importancia que tienen los personajes puede variar de un texto a otro. Hay textos que enfocan más la acción en sí, o que dirigen el interés hacia otros elementos, como, por ejemplo, el espacio en que ocurren los eventos narrados. Sin embargo, por lo general, los personajes juegan un papel muy central en la narración.

 

Los personajes son construcciones textuales

Los personajes literarios son, por supuesto, construcciones textuales, compuestas de cierta cantidad variable de características físicas o psicológicas. Son construcciones que pueden ser moldeadas con mayor o menor referencia a seres humanos reales. En algunos textos, los personajes se dibujan con un alto grado de realismo – nos recuerdan a personas reales, de carne y hueso - mientras en otros textos, se subraya justo el aspecto ficcional de los personajes. "El hombre" y "el funcionario" en "La grieta", de Cristina Peri Rossi, por ejemplo, son personajes tan estilizados que resulta difícil asociarlos a personas reales. En otros textos de nuestro plan de lectura, los personajes tiene capacidades que por lo general no se atribuyen a personas reales: En Pedro Páramo, los muertos hablan, y en "Simbiosis de encuentro", un hombre; Manuel, se embaraza.

 

Fuentes de información sobre los personajes

Las fuentes de información sobre los personajes son en principio dos: el narrador o la narradora, y los personajes del texto. Al hablar de la primera fuente, hay que considerar si se trata de un narrador en primera persona o un narrador en tercera persona.

 

Como ya hemos visto, el narrador – o la narradora - en primera persona tiene un punto de vista más limitado que el narrador en tercera persona. Sus conclusiones acerca de la vida interior del resto de los personajes están basadas en sus observaciones y su capacidad de interpretación: es decir; no tiene acceso directo a sus cabezas.

 

Cuando el texto tiene un narrador o una narradora en primera persona, debemos, además, preguntarnos siempre si éste o ésta son una fuente confiable de información.. ¿Tienen el narrador o la narradora razones para querer presentar cierto personaje de una manera particularmente positiva o negativa? ¿Influye su estado emocional en la presentación? En el caso de "Con Jimmy en Paracas", creo que esta ultima pregunta es válida. El narrador en primera persona, Manolo, está emocionalmente involucrado en lo que narra: al ir contando los eventos ocurridos en su adolescencia, revive sus recuerdos, y su relato se hace cada vez más apasionado (consideren, por ejemplo, éste párrafo, hacia final del cuento (cuando Manolo reflexiona sobre Jimmy): "Ahora sí se lo diría [que el Pontiac era el coche de su padre. sic] y luego, cuando se riera sarcásticamente le escupiría en la cara…" (1) ) No podemos considerar la presentación de Manolo sobre de Jimmy como "objetiva", puesto que la imagen que nos da de ése  está  fuertemente influida por sus emociones.

 

La segunda fuente de información son los personajes mismos. En un texto narrativo con varios personajes, nuestro conocimiento sobre un personaje en particular proviene tanto del personaje mismo como de los demás personajes del texto. La manera en que un personaje habla, piensa y actúa, nos puede decir mucho sobre él mismo. Nuestra imagen es, sin embargo, complementada por lo que los demás personajes nos dicen sobre el personaje en cuestión, y por la actitud que muestran hacia él o ella. Hay que recordar, sin embargo, que la perspectiva de los personajes puede ser limitada; su conocimiento sobre los eventos puede tener importantes lagunas, y habría que evaluar, además, su capacidad de análisis y comprensión. También debemos, de nuevo, preguntarnos si existen razones particulares (por ejemplo, intereses propios o emociones) para transmitir cierta información o trazar cierta imagen del personaje en cuestión.

 

En Boquitas pintadas, la perspectiva de cada uno de los personajes; su porción de información y conocimiento contribuyen a crear el cuadro completo de las acciones, proyectos y personalidades de los demás personajes. En esta novela en particular, los contrastes, -a menudo, irónicos- que surgen de las distintas perspectivas, juegan un papel importante. Un ejemplo puede ser el personaje Juan Carlos. La visión romántica e idealista que Nené tiene de Juan Carlos, es contrastada con la información que nos da, por ejemplo, la adolescente de trece años de la que él se "aprovechó".

      nextpage


hr
Página 1  -  Página 2  -  Página 3  -  Página 4
uiblogo    Curso de literatura hispanoamericana
   forfatter: inger olsbu   design: inger olsbu / øivind skau