Primera página » Herramientas de análisis » Personajes (II)

menuicon
Herramientas de análisis

  Herramientas de análisis
» Introducción
» Voz narrativa
» Perspectiva
» Estilo y lenguaje
» Personajes
» Espacio
» Motivos
» Temas


Personajes (II) printVersión para imprimir  
Página 1  -  Página 2  -  Página 3  -  Página 4
hr

Funciones y características

Tradicionalmente, el estudio de los personajes se ha centrado en dos aspectos; su función en los eventos narrados, y sus características (físicas, psicológicas, morales, etc.) El estudio de las funciones de los personajes fue particularmente relevante para los formalistas y los estructuralistas. Dos contribuciones importantes a este campo han sido las de Vladimir Propp y Algirdas J. Greimas. Basándose principalmente en los cuentos de hadas, investigaron la relación entre la estructura del texto y las funciones de los personajes o actantes.  (un actante no es necesariamente un personaje humano; puede ser un animal, un fenómeno natural etc.). De tales estudios surgió el denominado modelo de actantes. Greimas distingue seis actantes: sujeto, objeto, destinador, destinatario, oponente y ayudante. Ya que el modelo surge del estudio de los cuentos de hadas, no resulta siempre muy productivo utilizarlo en el estudio de textos contemporáneos.

 

Aquí vamos a acercarnos al estudio de los personajes de una manera más sencilla. Un primer paso puede ser distinguir entre personajes principales y personajes secundarios, según su papel en el desarrollo de la acción y el grado de atención que el texto les da.  En algunos textos, como por ejemplo, La amortajada, tal distinción es obvia: Ana María es el centro indiscutible de la narración. En ciertas novelas con una gran galería de personajes, puede, sin embargo, ser difícil establecer este tipo de categorías. Existen casos en que presencia colectiva de los personajes es más importante que cualquiera de los personajes individuales.

 

En Boquitas pintadas, por ejemplo, puede ser un poco difícil distinguir entre personajes principales y personajes secundarios, ya que el texto enfoca todo un grupo de jóvenes que convive en Coronel Vallejos en los años treinta y cuarenta. Sin embargo, podríamos argumentar que los personajes Nené y Juan Carlos, tienen papeles particularmente importantes, por la manera en que sus historias estructuran la narración: El texto inicia con la muerte de Juan Carlos y termina con la muerte de Nené. La primera muerte genera  una producción de cartas, que poco a poco revelan la historia del noviazgo, años atrás, entre Juan Carlos y Nené. Si bien, la muerte de Juan Carlos inicia una producción de cartas, la muerte de Nené, al final del texto, desemboca en una quema de cartas. Su esposo, Massa, le cumple el deseo postmortem de quemar las cartas de Juan Carlos. Por lo tanto, las historias de Nené y Juan Carlos crean un marco para la narración. Entre las dos muertes, y entre las cartas escritas y las cartas quemadas, se desarrolla el relato de la novela. Sin embargo, no cabe duda, que también Mabel, Pancho, Raba y Celina son personajes importantes en el de relato, para los cuales la clasificación de secundarios no es muy apropiada.

 

Después de establecer la “jerarquía” de los personajes, puede resultar fructífero investigar, de manera más detenida, las relaciones que existen entre ellos. Dos preguntas relevantes en este contexto, son:¿Existen contrastes entre los personajes?

¿Existen paralelos entre los personajes?

 

Un ejemplo muy claro de contrastes entre los personajes lo encontramos en el cuento “Con Jimmy en Paracas”. Por un lado, tenemos un padre y un hijo, miembros de la clase media – Juanito y Manolo-, y, por otro lado, un padre y su hijo - don Jaime y Jimmy - de la clase alta. Los nombres mismos subrayan la diferencia entre los dos padres: Juanito (ito = sufijo diminutivo) versus don Jaime (don = título de honor). Los nombres de los dos muchachos muestran también una interesante diferencia: Manolo es un nombre común en los países hispanohablantes, mientras Jimmy deriva de un contexto angloparlante. Visto en conjunto, las características y el comportamiento de los personajes se pueden organizar según un esquema que muestra una clara relación entre poder económico, estatus social, orientación cultural y rasgos físicos.  Simplificando un poco, podríamos sistematizar tales características y comportamientos de la siguiente manera:

 

      nextpage


hr
Página 1  -  Página 2  -  Página 3  -  Página 4
uiblogo    Curso de literatura hispanoamericana
   forfatter: inger olsbu   design: inger olsbu / øivind skau